EL PROYECTO “UN MILLÓN DE KILÓMETROS” EN CONDUCCIÓN AUTÓNOMA ARRANCA EN EL ESCORIAL (MADRID)

 



El proyecto “Un Millón de Kilómetros” en conducción autónoma ha comenzado su andadura en el municipio madrileño de El Escorial de la mano de la Universidad Politécnica de Madrid, Fesvial y el propio ayuntamiento de la villa, que fue anfitrión de la jornada “Un futuro en movilidad y seguridad vial: Conducción autónoma”.
La jornada ha comprendido una parte teórica y otra práctica, con tres mesas que versaron sobre el entorno de la conducción autónoma, los sistemas avanzados de asistencia a la conducción y, finalmente, la tecnología e infraestructura en la conducción autónoma.
La parte práctica de la jornada comprendió el desarrollo de tres talleres, entre los que destacó por su interés, con gran afluencia de público, el Volvo Pilot Assist, consistente en la realización de un trayecto en un vehículo con nivel de automatización parcial por un trayecto entre dos puntos, distantes aproximadamente un kilómetro. Los participantes, voluntarios entre asistentes a la jornada y vecinos de El Escorial, pudieron comprobar de primera mano la experiencia de interactuar con un vehículo con cierto nivel de automatización

 

La jornada ha contado con el apoyo y la participación de la DGT, Amda, Bosch Automotive, Carglass España, Indra, ITS Spain, Volvo Car España, la aseguradora Zurich y Fundación CNAE.
La jornada se completó con talleres prácticos de la Fundación CNAE en los que los asistentes pudieron comprobar la importancia de la seguridad vial en el ámbito urbano con un simulador de alcohol y drogas, una actividad de bicicletas para niños y un simulador de vuelco para ver la importancia del cinturón de seguridad.

EL ESCORIAL, MUNICIPIO PIONERO EN ESPAÑA EN CONDUCCION AUTONOMA

El Alcalde de El Escorial, Antonio Vicente Rubio, y Alicia Megía, Segundo Teniente de Alcalde y Concejal de Transportes en el Ayuntamiento de El Escorial, anfitriones de la jornada, manifestaron su “orgullo y agradecimiento por ser elegidos como el municipio pionero en España para la puesta en marcha del proyecto “Un Millón de Kilómetros”, liderado por la Universidad Politécnica de Madrid y la Fundación Española para la Seguridad Vial (FESVIAL), y con el apoyo de la DGT”.
Este proyecto consiste, como su nombre indica, en la realización de un millón de kilómetros con vehículos autónomos en vías e infraestructuras reales para recabar datos y experiencias de usuario para favorecer la implantación de los nuevos servicios asociados a la conducción autónoma y la movilidad.

Pretende generar una colaboración entre todos los distintos agentes que intervienen en la implantación de las tecnologías de la movilidad y potenciar las actividades innovadoras en las nuevas plataformas.

El proyecto propone nuevas actividades que generen empleo de calidad mediante la potenciación del emprendimiento para nuevas oportunidades a los jóvenes profesionales.

EL VEHICULO AUTONOMO ES UNA REALIDAD

Javier Llamazares, director general de FESVIAL, agradeció al Ayuntamiento de El Escorial y a la Universidad Politécnica de Madrid, “su apoyo para la organización de la jornada y de los talleres específicos, ya que este tipo de actividades son fundamentales para transmitir nuevas herramientas y tecnologías desarrolladas en el ámbito de la seguridad vial”.
“Los nuevos avances en la conducción son una realidad, y por ello, debemos seguir transmitiendo a todos los usuarios de las diferentes vías, el buen uso de esta tecnología” ha subrayado el director general de FESVIAL.
En palabras de Fernando Minaya, asesor de FESVIAL y profesor de la Universidad Politécnica de Madrid, “la aventura del futuro coche autónomo, es hoy ya una realidad, la tecnología está en nuestro día a día, y es el momento de avanzar. No podemos negarla, pero nos provoca incertidumbre tecnológica y moral”.
“Como ocurre en cualquier aprendizaje, el vehículo autónomo, basado en la inteligencia artificial, necesita obtener datos del entorno, necesita conocer qué ocurre a su alrededor, y para eso es necesario investigar y ayudar a completar ese conocimiento. Desde la Universidad Politécnica de Madrid, estamos realizando el proyecto “1.000.000 de Kilometros”, para dotar de conocimiento el entorno del coche autónomo.

NOS ENCONTRAMOS EN EL CENTRO DE UN TORBELLINO TECNOLOGICO

La DGT, muy interesada en todos los proyectos relacionados con el vehículo autónomo, la conectividad entre estos y la vía, y con el resto de usuarios, no es ajena a la llegada del vehículo autónomo, y está trabajando intensamente en los aspectos que le afectan, desde los técnicos a los normativos.
Desde la DGT, Carmen Girón, responsable de Relaciones Internacionales, indica que “nos encontramos en el centro mismo de un torbellino tecnológico, que de hecho ya condiciona de una nueva manera nuestra existencia, y aún más ha de hacerlo en los próximos cinco años, y en adelante. Se trata de una revolución humana singular y sin retorno. Muchos de los esquemas sociales, económicos, de desarrollo, etc. quedarán extintos y/o su mueva configuración será de tal magnitud que apenas resulten reconocibles o incluso sea anecdótico su recuerdo”.
“La movilidad tal y como se conoce actualmente está experimentando una transformación sin parangón y la conducción autónoma es su máximo exponente. Los Gobiernos trabajamos nuevas Estrategias globales y regionales multilaterales pero aun así, es compromiso de todos aportar colectivamente ideas. Esta jornada dedicada a la movilidad autónoma es un ejemplo magnífico de ello”, concluye Carmen Girón, que clausuró la jornada.
LA CONECTIVIDAD EN LA CONDUCCION AUTONOMA EVITARA SITUACIONES POTENCIALMENTE CRITICAS

Jesús Martín, director de postventa en Volvo Car España, expuso “la importancia que tiene para la conducción evitar sorpresas. Y para ello, desde Volvo, que somos un referente en investigación y desarrollo de elementos de seguridad activa y pasiva, no podemos obviar los sistemas ADAS, la conectividad y la conducción autónoma”.
En Suecia, desde 2017, ya hay mil familias usuarias de vehículos autónomos funcionando diariamente en zonas autorizadas de conducción autónoma, con los que se realizan pruebas de conectividad enviando información y compartiendo en tiempo real desde la nube para garantizar la seguridad del resto de usuarios de la via.
“Esto nos ayudará a perfeccionar los sistemas, acumulando experiencias que se aplicarán para la resolución de conflictos” señala Jesus Martin, de Volvo.

ES NECESARIO CONOCER EL USO CORRECTO DE LAS TECNOLOGIAS Y SU ADECUADO MANTENIMIENTO Y ACTUALIZACIÓN

Carlos González Mora, responsable del departamento técnico, de aprendizaje y desarrollo de Carglass España, señaló la importancia del conocimiento, por parte del usuario, de las tecnologías que nos rodean para ayudarnos en la conducción. Y sobre todo la falta de información y sensibilización para estar concienciados de la necesidad de un mantenimiento periódico y un recalibrado continuo de los sistemas ADAS.
Si tomamos como ejemplo la referencia de un estudio que indica que el 40% de los usuarios desconoce cuándo es necesario cambiar los neumáticos, algo que tenemos claramente a la vista y podemos palpar, qué ocurrirá con los dispositivos, sensores, cámaras, semiconductores y centralitas que equipan, cada vez más, nuestros vehículos y de los que puede depender la toma correcta de decisiones que afecten a nuestra seguridad y la del resto de usuarios.
“En un momento en el que la seguridad vial y la reducción de la siniestralidad se está relacionando con la implantación de los sistemas avanzados de asistencia a la conducción (ADAS), se pone de relieve la importancia de la relación directa entre personas y tecnología”, matiza Carlos González, de Carglass.
“La mejora y adaptación de las infraestructuras, la renovación del parque móvil, la adaptación de la legislación en materia de conducción autónoma y responsabilidad civil debe ir pareja a la concienciación y divulgación de esta tecnología en los conductores y los profesionales del sector, para que no exista un desequilibrio entre lo que ofrecen los fabricantes y el uso o mantenimiento de estas tecnologías”, concluye el responsable técnico y de desarrollo en Carglass España.

LA LEGISLACION ES UNO DE LOS IMPULSORES PARA EL DESARROLLO DE LOS SISTEMAS ADAS

Los sistemas de ayuda a la conducción ADAS, ayudan a los usuarios a evitar accidentes, a la toma de decisiones, a solventar errores por distracciones, fatiga, somnolencia, velocidad… y, en definitiva, a minimizar los accidentes repercutibles al factor humano.
Según un estudio, en un 49% por ciento de los accidentes los conductores suelen aplicar el freno a tiempo pero no con la fuerza y presión adecuada para conseguir la total detención del vehículo de modo seguro.
La legislación es uno de los principales impulsores del desarrollo e instalación de los sistemas ADAS en los vehículos de nueva matriculación. Esto, por ejemplo, va a permitir reducir en una cuarta parte los accidentes por salida de vía, que es la causa que actualmente está presente en el 33% de los accidentes de tráfico.

LA TECNOLOGIA VA A PERMITIR MAYOR SEGURIDAD Y RECUPERAR TIEMPOS PERDIDOS EN DESPLAZAMIENTOS

La aplicación de la tecnología a los vehículos y a las infraestructuras va a permitir que nuestra movilidad sea más segura, con menos accidentes y minimizando los daños y lesiones en los que ocurran. Pero además ayudarán a recuperar el tiempo que perdemos en los desplazamientos.
Al menos perdemos, de media, 15 años de nuestras vidas en los recorridos de ir y venir al trabajo, llevar los niños al colegio, etc que la llegada del vehículo semiautónomo o autónomo, nos va a permitir recuperar, dedicando esos tiempos a otras tareas, como leer, estudiar, mantener una conversación segura sin distracciones.
Juan José Arriola, indicó que “desde la DGT, ya estamos trabajando día a día para analizar las necesidades de mejora para incorporar las nuevas tecnologías y adaptar las infraestructuras existentes, para que nuestras carreteras autocontrolen y eviten que se cometan infracciones, sean amables con el ser humano en caso de distracciones o errores, para que estos no tengan resultados fatales. No podemos esperar a comenzar de cero para hacer una nueva infraestructura de más de 110.000 kilómetros”.
“Hay mucho que hacer para mejorar la infraestructura, la señalización, la información al vehículo y al usuario, para evitar que ocurran accidentes o que las consecuencias de estos sean mínimas”.
“La automatización no puede depender de la conectividad y va a tener que funcionar por si misma, bien conectado a la red o por proximidad a su entorno, y esto ayudará en gran medida a que la conducción autónoma sea más fiable.”, concluye Juan José Arriola.